lunes, 12 de mayo de 2008

Hestia



En la mitología Griega era la diosa del hogar y mas concretamente del fuego que da calor a los hogares.
Era la primogénita de Cronos y Rea, por tanto la primera que fue devorada por su padre.
Aunque Poseidón y Apolo disputaban por su amor, ella juró a Zeus que permanecería virgen.

Como diosa del hogar y la familia, Hestia apenas salía del Olimpo, y nunca se entrometía en las disputas de los dioses y los hombres, por lo que pocas veces aparece en los relatos mitológicos a pesar de ser una de las principales diosas de la religión griega y, posteriormente, romana. Muestra de esta importancia es el hecho de que Hestia era a la primera que se le hacían las ofrendas en los banquetes, antes incluso que a Zeus. Se le solían sacrificar terneras de menos de un año, aludiendo a su virginidad.

Hestia inventó el arte de construir casas y era la protectora de los sentimientos más íntimos y tradicionales, por lo que con ella finalizaban siempre las oraciones a los dioses. De ella dependía la felicidad conyugal y la armonía de la familia. Extendió su protección sobre los altares, los palacios de los gobernantes y, por analogía, sobre los estados entendidos como el hogar de cada pueblo. De ella, por tanto, dependía la armonía y la felicidad de los habitantes de una ciudad. Con el paso del tiempo incluso se amplió su protección a todo el universo, asumiendo que un fuego sagrado místico daba vida a toda la naturaleza.

1 comentarios:

pinurbs* dijo...

Hola! me apetecía visitarte.
Tampoco me he leído la historia xD pero voy a elegir alguna de las que tienes y a leermela, ah, te pondré en mis links para que más gente te visite.