miércoles, 20 de octubre de 2010

El zorro de Teumeso y Laelaps


Cuenta la mitología que un zorro destinado a no ser cazado nunca había sido enviado por los dioses para devastar Tebas. El rey Creonte no sabía que hacer por lo que cuando Anfitrión le pidió ayuda para iniciar una expedición contra los telebeos para vengar la muerte de los hermanos de Alcmena y así conseguir que Alcmena yaciera con él, Creonte le dijo que le ofrecería su ayuda, pero a cambio de que librara Tebas del zorro de Teumeso. Anfritrión, sabiendo que Céfalo tenía un perro destinado a cazar siempre a su presa, le visitó en su casa del Ática y le pidió que le dejase utilizar a su perro Laelaps contra el zorro a cambio de una parte del botín de la guerra que se avecinaba. Según otra versión Céfalo ya estaba en Tebas porque había ido a purificarse tras haber matado a su esposa Procris. Laelaps (en griego antiguo Λαιλαψ, ‘viento de tormenta’) fue un regalo que Zeus hizo a Europa y que posteriormente pasó a poder de su hijo Minos; éste lo regaló a Procris y más tarde el perro pasó a ser propiedad de Céfalo. En otra versíón, el perro fue un regalo de Dianaa Procris  .

En todo caso Céfalo aceptó. se inició la persecución pero dada la situación Zeus se vió obligado a intervenir y para que ninguno de los dos animales fracasase convirtió al zorro en piedra y elevó al cielo al perro de Céfalo convirtiendole en la constelación del can Mayor. Según otra versión anterior ambos animales fueron convertidos en piedra