sábado, 31 de diciembre de 2011

Iris

Iris era hija de Taumante (hijo de Gea y Ponto) y de Electra ( no se trata de la famosa hija de Agamenón, sino una hija de los Titanes Océano y Tetis). Los griegos la tenían como la personificación del arco iris, un fenómeno óptico que se produce cuando el sol ilumina una nube o una cortina de agua, y por eso es lógico que esté emparentada con tantas divinidades marinas.

La etimología de su nombre deriva del verbo griego “eiro” que significa “anunciar” dado que era considerada como la mensajera de los dioses, especialmente a las órdenes de Zeus y su esposa Hera.
Tiene un papel importante como mensajera en la Ilíada. En ella aparece su nombre tanto para referirse a la divinidad como para referirse a la ilusión óptica que según se creía la diosa producía con su vuelo. En la Odisea, sin embargo, el papel de mensajero divino se reserva a Hermes. Al igual que a este dios, se la representa con el caduceo y unas sandalias aladas pero a diferencia de este siempre es representada con alas y además puede llevar un jarrón con aguas del estigia.

En la Ilíada se puede destacar el episodio en que Iris ayuda a huir de la batalla a Atenea después de que fuera herida por Diomedes y la lleva hasta el Olimpo conduciendo las riendas del los caballos de Ares (iliad. V 352-369). También fue la encargada de avisar a Aquiles para que liberara el cadáver de su amigo Patroclo que en aquél entonces se encontraba en manos de los troyanos.(iliad. XVIII 166-202).