sábado, 15 de diciembre de 2012

Latino

File:Bol-aeneas.jpg


Este personaje es un rey epónimo de los latinos que aparece por primera vez en la Teogonía de Hesíodo, según la cual es hijo de Odiseo y de Circe. Pero, según la fuente, también se le considera hijo de Telémaco y Circe ( en esta versión es nieto de Odiseo), de Odiseo y Calipso o de Pandora. Según la mitología romana se le ha considerado hijo de Fauno (un dios rústico que se equiparaba al griego Pan) o hijo de Héracles y de la mujer de Pan o una hija de éste  y también hijo de una hiperbórea llamada Palanto a quien se ha considerado epónima del Palatino ( la Roma original) y de Fauno. En definitiva, no está clara su genealogía.

También hay discrepancia en cuanto al trato que ofreció a los  troyanos cuando arribaron a sus costas:

Según Catón, Latino recibió a los troyanos amistosamente, les proporcionó tierras para que se instalaran y ofreció en matrimonio a Eneas a su hija Lavinia. Pero estos traicionaron su confianza asaltando territorios latinos. Entonces Latino se alió con Turno quien guardaba rencor a Eneas por haberse casado con su futura prometida y emprendió una guerra contra los forasteros. Turno y Latino mueren en esta guerra.

En la versión de Dionisio de Halicarnaso, Lavinio mantenía una guerra contra los rútulos cuando llegaron los troyanos. Interrumpió la guerra contra éstos para ir contra los extranjeros. Sin embargo la noche antes de entrar en batalla, él y Eneas, tuvieron un sueño en el que los dioses les ordenaban llegar a un acuerdo pacífico. Así que Latino cedió un territorio a los troyanos que desde entonces se convirtieron en sus aliados contra Turno y los rútulos. Finalmente Turno y sus aliados fueron derrotados.

Finalmente  la Eneida, Virgilio  presenta una versión que concilia las dos anteriores. Por una parte el rey a quién los dioses han aconsejado que case a su hija con un héroe extranjero, recibe cordialmente a los recién llegados. Pero Juno envía a la furia Alecto para incitar odio contra los troyanos entre la población local e inspira un odio feroz  en Amata, la mujer de Latino, y en Turno, líder de los rútulos y pretendiente favorito de Lavinia ( hija de Latino y Amata). La guerra entre Eneas y Turno se declara cuando la Furia incita a Ascanio, hijo de Eneas, para que cace un ciervo  perteneciente a la familia real. Eneas reúne aliados y se enfrenta a Turno y sus aliados a quienes vence finalmente. Entonces se casa con Lavina, después de haber firmado la paz con los latinos a quienes permite conservar su nombre y costumbres a cambio de aceptar a los dioses y costumbres que él había llevado a su tierra.