sábado, 14 de diciembre de 2013

Atenea (Ἀθηνᾶ)


Es la diosa de la sabiduría, la estrategia y la guerra justa, Ares, en cambio era el dios de la guerra "bruta". Aunque Homero no hace referencia a ninguna madre, la nombra como hija de Zeus, normalmente se la considera hija de Zeus y Metis, primera esposa del dios. Tras yacer con su esposa, enseguida sintió miedo, porque habían profetizado que esta daría a luz hijos más poderosos que su padre y devoró a Metis. Pero la niña ya había sido concebida y nació posteriormente de la cabeza de Zeus.

Píndaro afirma que Hefesto abrió la cabeza del dios y Atenea surgió ya adulta, algunos autores incluso afirman que iba armada. Prometeo, Hermes o Palemón, además del ya citado Hefesto, son algunos de los personajes que citan los autores clásicos como ayudantes de Zeus en el "parto" de Atenea.

Otras tradiciones la hacen hija de Palante (un gigante alado al que posteriormente mató por intentar violarla y usó su piel como égida) o de Poseidón y la ninfa Tritonis.

Aparece en muchos mitos, como la lucha con Poseidón por el patrocinio de Atenas, la historia de Aracne, la de Erictonio, ayuda a Perseo, a Héracles y  también aparece en la gigantomaquia, en la que mata además del Gigante Palas a Encélado. En la guerra de Troya está de parte de los griegos, pero en los viajes de retorno les envía tormentas por la manera en que Ayante Locrio había tratado a Casandra en su templo.

En este post solo contaré la lucha con Poseidón por el dominio del Ática, sobre Erictonio ya se habló en un post anterior que podréis leer haciendo click sobre su nombre y los demás irán apareciendo en nuevos posts.

Según la mitología el dios de los mares y la diosa de la sabiduría se disputaron el dominio de Atenas. En esta disputa cada uno tenía que ofrecer un regalo a los ciudadanos. Poseidón golpeó con su tridente e hizo surgir una fuente, que les daba agua, pero esta era salada y no se podía beber. Atenea les ofreció el primer olivo, que además de los frutos, les daba madera. Los habitantes de la ciudad o su rey (Cécrope) eligieron el don de la diosa y por consiguiente a ella como patrona de la ciudad.

Una variante de este mito cuenta que todas las mujeres atenienses votaron por Atenea y los varones por Poseidón, ganó Atenea por un voto, lo cual enfureció a Poseidón. Para calmar su ira, las mujeres dejaron de tener derecho al voto y los hijos no podían recibir un nombre derivado del materno.

Se sabe que en el Partenón ( templo dedicado a ella Atenea Partenos " la vírgen") había una enorme estatua suya de oro y marfil, hecha por Fidias, gracias a una descripción de la misma hecha por Pausanias. Existen además copias romanas de la misma que nos permiten conocer su aspecto.