domingo, 29 de diciembre de 2013

Dánae


François comerre ( Danaë and the shower of gold)


Dánae era hija del rey de Argos, Acriso y de Eurídice, hija de Lacedemón.

Se dice que Acriso no había conseguido engendrar descendencia masculina, por lo que decidió consultar a un Oráculo si su suerte cambiaría. Este le vaticinó que moriría a manos de su nieto. Para evitar que su hija tuviera descendientes la encerró en una cámara subterránea de bronce, o según la versión mas moderna y conocida en una torre de bronce junto a su nodriza. Sin embargo, el todo poderoso Zeus consiguió llegar a ella convertido en lluvia de oro y engendró a un vástago. Según algunas versiones alternativas fue el tío de Dánae, Preto,  quién la sedujo y por tanto, también, el padre de Perseo.

Cuando el niño tenía unos cuatro años, Acrisio lo escuchó jugando y lo descubrió en la torre junto a Dánae. Para evitar que se cumpliera el Oráculo y a la vez la ira divina, decidió arrojarlos a un río en una cesta con la esperanza de que la corriente los arrastrara y murieran ahogados, para así evitar matar directamente al hijo de Zeus. Pero Poseidón calmó las aguas y  la suerte quiso que cayeran en las redes de Dictis, hermano del rey de Sérifos.

El rey se enamoró de Dánae y quiso seducirla, pero sabía que no podría hacerlo mientras su hijo, que ya había crecido, la protegiera. Por eso simuló que se iba a casar con Hipodamia y celebró una fiesta en la que todos los que acudieran deberían llevarle un regalo. Perseo estaba dispuesto incluso a regalarle la cabeza de una de las gorgonas si era menester.

Cuando el rey escuchó esto vio que allí tenía la oportunidad de librarse del muchacho para siempre. El día de la fiesta rechazó el caballo de Perseo y le pidió la cabeza de la gorgona. Otra versión posterior dice que Perseo no tenía dinero para un caballo y el rey le pidió que le llevara la cabeza de la gorgona.

Danaë (Alexandre-Jacques Chantron)