viernes, 18 de abril de 2014

Himeneo



En la mitología griega era un hermoso joven al que se le asociaba el canto nupcial. Se le consideraba dios de las ceremonias nupciales y debía acudir a todas ellas, si el dios no estaba presente, se creía que el matrimonio fracasaría.

Unas fuentes dicen que es hijo de Dionisio y Afrodita, otras que era hijo de Dionisio y de una madre desconocida y otras dicen que era un joven mortal.

Un mito cuenta que era un hermoso joven de cuna baja que se enamoró de una doncella de clase alta. Como sabía que ese amor era imposible, se contentaba con seguirla a donde ella fuera y observarla desde su escondite.

Un día unos piratas secuestraron a la joven y a sus acompañantes, incluido Himeneo, que se había disfrazado de mujer para poder acompañarla en una procesión en Eleusis al que solo podían acudir mujeres. Por la noche Himeneo atacó a los piratas y les venció. Al volver a Atenas dijo que había rescatado a todas las jovenes del barco y que las entregaría a cambio de poder casarse con la que él amaba.

Así fue, se casó con su doncella y desde entonces se considera que su canto ayuda a que los matrimonios sean felices.