miércoles, 8 de abril de 2015

Una tormenta hace naufragar a la flota griega


Una desgracia repentina le sobreviene a los dánaos al volver vencedores de Troya. Una tempestad provoca un naufragio en su flota.


Ilio capto et divisa praeda, Danai cum domum redirent, ira deorum, quod fana spoliaverant et quod
Cassandram Aiax Locrus a signo Palladio abripuerat, tempestate et flatibus adversis ad saxa
Capharea naufragium fecerunt. In qua tempestate Aiax Locrus fulmine est a Minerva ictus, quem
fluctus ad saxa illiserunt, unde Aiacis petrae sunt dictae.


Traducción:

Habiendo tomado Ilion y dividido el botín, los Dánaos, al regresar a casa, a causa de la ira de los dioses porque habían expoliado los templos y Ayax Locrio había arrastrado a Casandra desde la estatua de Palas, sufrieron un naufragio junto a las rocas Cafáreas por  una tempestad y vientos adversos.

Durante esta tormenta, Aiax Locrio fue fulminado (literal: golpeado con un rayo) por Minerva, Las olas lo estrellaron contra unas rocas, por lo que fueron llamadas "De Ayante".



Sintaxis: