domingo, 23 de octubre de 2011

Ifis y Anaxáraete



Cuenta Ovidio en Las Metamorfosis que Anaxárate, un joven muchacho de familia humilde, se había enamorado de Ifis, una bella princesa Chipriota del linaje de Teucro. El jóven acudió hasta su casa para declarar su amor. Acudió suplicando ante su nodriza y sus compañeras para que intercedieran. Le llevaba flores y poesías pero solo obtenía rechazo por su parte. Un día, cansado de verse rechazado decidió colgarse en la puerta de su casa, pidió una fama inmensa y venganza. Afrodita para complacerle, transformó a la jóven en una estatua durante el funeral del jóven, al que ella había acudido por curiosidad. Se dice que aún se puede ver a la estatua de Ifis en uno de los templos de la diosa. Es conocida como la Contemplante