domingo, 12 de enero de 2014

Egipto y Dánao



Egipto y Dánao eran  hijos de Belo, un descendiente de Iaco.

Egipto tuvo cincuenta hijos que deseaba casar con las cincuenta hijas que tuvo su hermano Dánao ( las Danaides). Pero Dánao no quería casar a sus hijas con los hijos de su hermano, por tanto intentó huir con ellas en un primer momento.

Después se le ocurrió un plan: sus hijas matarían a sus maridos en la noche de bodas y así lo hicieron. Durante la noche de bodas, todas mataron a sus maridos, excepto una.
Por este crimen las Danaides fueron castigadas a llenar un cántaro que tenía un agujero y a medida que metían agua, esta salía por el agujero.

La única hija que desobedeció a su padre tuvo un hijo que sucedió en el trono a su abuelo