domingo, 19 de enero de 2014

Elementos míticos en Harry Potter



La saga Harry Potter de la escritora J.K Rowling de la que son protagonistas Harry, Ron y Hermíone, está plagada de referentes mitológicos, en el post de hoy hablaremos de los que aparecen en Harry Potter y la piedra filosofal y en Harry Potter y la cámara secreta.

Empezaré con el nombre de la compañera de Harry: Hermíone. Lleva el nombre de la la hija del rey Menelao y de su célebre esposa Helena.

También tiene un nombre de personaje mitológico la profesora Mcgonagall, se llama Minerva, igual que la diosa romana de la sabiduría y la guerra. Posiblemente sea por eso que J.K Rowling la describa como una mujer inteligente.

Aparecen también objetos legendarios como la piedra filosofal que según la alquimia estaba dotada de propiedades extraordinarias. Existían dos tipos: la blanca, que transformaba cualquier metal en plata, y la roja, que aparece en Harry Potter, capaz de transformar cualquier metal en oro. Además ambas servían para obtener el elixir de la vida que proporcionaba la inmortalidad y dotaban a su portador de omnisciencia, es decir, conocimiento absoluto, de allí que se le haya otorgado el adjetivo de filosofal.

La capa de invisibilidad que tiene Harry Potter se puede relacionar con el casco de invisibilidad del dios infernal Hades.

Pero sin duda los mayores referentes míticos se encuentran en seres míticos. En Harry Potter y la piedra filosofal aparece primero un troll, un personaje de la mitología nórdica. En la pelicula es un enorme ser antropomorfo, pero con la piel de un color verde grisáceo y poco inteligente, igual que en la mitología.

También aparece Cerbero, el perro de tres cabezas que custodia el inframundo. En la película está sobre la trampilla que lleva al lugar dónde se encuentra la piedra filosofal. Consiguen dormir al can igual que hizo Orfeo cuando quiso descender en busca de su amada Eurídice: con música. Luego tienen que superar un par de pruebas  ( el ajedrez gigante, coger la llave de la puerta) hasta llegar a Voldemort.

En el bosque maldito viven licánropos ( hombres lobo), centauros ( uno de ellos salva a Harry Potter cuando este se adentra en el bosque) y Unicornios, de los que ya habló Ctesias quién aseguraba que su cuerno poseía propiedades curativas.

En la segunda película: Harry Potter y la cámara secreta aparece un ave Fénix. Harry la ve por primera vez en el despacho del director, justo cuando esta se incinera para resurgir de sus cenizas. Entonces llega Dumbledor y le explica que la ave es capaz de renacer de sus cenizas. Vuelve a aparecer al final de Harry Potter y la camara de los secretos para ayudar a Harry cegando al Basilisco al que tiene que enfrentarse el joven mago.

El basilisco es el último ser mítico del que hablaré. En la película se  muestra igual que lo describen las fuentes clásicas: como una serpiente cargada de veneno capaz de matar con la sola mirada y petrificar a los que lo miraban indirectamente ( Hermione lo había visto reflejado en su espejo, Colin Creevey  a través de su cámara, Finch reflejado en el agua y por último lo había visto el fantasma Nick Casi-decapitado, este no puede morir por su condición de fantasma). Por suerte para Harry, el ave Fénix ciega al monstruo y no tiene que preocuparse de este peligro.

En la película el Basilisco es una serpiente enorme por contra de lo que dice Plinio el Viejo en Naturalis Historia, que la describe como pequeña ( no supera los doce dedos de longitud). También dice que tiene una marca blanca en la cabeza semejante a una diadema o corona. En la película el basilisco tiene una especie de cresta con forma de corona.