lunes, 5 de mayo de 2014

Valores de ut


La conjunción ut  puede introducir diferentes tipos de subordinadas adverbiales y oraciones subordinadas sustantivas. Para reconocer el valor de la conjunción, hay que fijarse en el verbo subordinado. Si este está en indicativo puede tener valor temporal o comparativos. En caso de estar en subjuntivo, puede tener valor completivo, final, consecutivo, concesivo.

Recuerda que, además de ser una conjunción, ut puede ser un adverbio.

Ejemplo: Ut (adv. interrog.) valeas? (¿ cómo estás?), nam ego vos novisse credo iam ut (adv. interrog.) sit meus pater. (pues yo creo que vosotros ya sabéis cómo es mi padre). Ut humilis erat! (¡Qué humilde era!) Ut te quidem dei deaeque omnes perduint! (¡Qué [Ojalá] te arrastren a la perdición todos los dioses y diosas juntos!)


Pasemos ahora a ver cada valor con ejemplos. Primero los valores con verbo subordinado en indicativo y después con verbo en subjuntivo.

Indicativo:

Temporal (cuando): En este caso el ut introduce una subordinada adverbial temporal con función de CCT.

Ejemplo: Ut veniebat eum vidit. ( Cuando vino, lo vio).

Modal-comparativo(como): introduce subordinada adverbial modal-comparativa con función de CC. En la oración principal puede llevar un adverbio de modo como sic, ita...

Ejemplos: ut aves per caelum volant, ita naves per undas ruebant. (Igual que las aves vuelan por el cielo, las naves corren a través de las olas).

Ut pater me docuit, ita ego te docebo. ( Como mi padre me enseñó, así yo te enseñaré).



Subjuntivo:

Completivo (que): El ut introduce subordinada sustantiva con función de sujeto o CD. Por tanto para que la oración de ut tenga valor completivo debe faltar alguno de estos dos complementos.

Ejemplos: Dux nobis imperat ut urbem oppugnemus. ( El general nos ordenó que atacaramos la ciudad).
Volo ut mihi respondeas. (Quiero que me respondas).


Final (para): introduce subordinadas adverbiales de finalidad. Es el valor adverbial más frecuente con subjuntivo y a diferencia de los valores consecutivo y concesivo no lleva adverbios en correlación. Si en la oración que se analiza falta el sujeto o el CD debemos pensar primero en el valor completivo.

Ejemplos: Da mihi pecunia ut librum emam. ( Dame dinero para comprar un libro).
Romam veni ut patrem viderem. (Vine a Roma para ver a mi padre).

Consecutivo (tan/tal/ de tal modo...que): introduce subordinada adverbial de consecuencia. Normalmente cuando se trata de un ut consecutivo aparecen adverbios en correlación como sic, ita, adeo (no confundir con el verbo compuesto de preposición+ eo)...

Ejemplos: Tanta vis est probitatis, ut eam vel in hoste diligamus. (Tan grande es la fuerza de la honradez que incluso la apreciamos en un enemigo).
Tam peritus est faber ut ab omnibus laudetur. (Es tan hábil el artesano que es alabado por todos).


Concesivo (aunque): Es el valor adverbial menos frecuente y suele aparecer con el adverbio tamen en correlación.

Ejemplos: Ut desint vires, tamen est laudanda voluntas. (Aunque falten las fuerzas, la voluntad tiene que ser alabada).