domingo, 1 de junio de 2014

Hermafrodito y Salmacis


Edward Burne-Jones, Hermafrodito rechaza a Salmacis


Hermafrodito recibe su nombre de sus padres  Hermes ( Mercurio para los romanos) y de Afrodita ( Venus para los romanos). Se crió en el monte Ida junto a las ninfas encargadas de su educación. Una vez dejó la infancia para recibir a la adolescencia ( según Ovidio a los 15 años) marchó de ese lugar y erró por lugares desconocidos para él. Llegó al territorio de los Carios y allí decidió refrescarse en un lago.

Estaba allí una ninfa de nombre Salmacis que dedicaba su tiempo a peinarse en lugar de practicar las artes de Ártemis. Vio al joven y quedó profundamente enamorada de él. Se acercó a él y le habló con palabras halagüeñas y después intentó besarle. El vástago de Hermes la rechazó y esta corrió a esconderse.

Después el muchacho se desvistió para bañarse en el lago y ante la imagen de Hermafrodito desnudo, la ninfa ardió en deseo de poseerlo. Entonces se abalanza sobre él y le rodeó con los brazos y suplicó a los dioses que nada le separe de su amado. Así sus cuerpos se fundieron en uno sólo: sus miembros se ablandaron y mutó su voz. Ya no era un hombre, sino mujer y hombre al mismo tiempo.

Entonces suplicó a sus padres que todo hombre que se bañara en ese lago corriera su misma suerte.