lunes, 16 de junio de 2014

Las sirenas

Ulises y las sirenas (cerámica ática, 480–470 a. C., Museo Británico).


Las sirenas eran según la mitología griega unas criaturas con cuerpo de ave y rostro de mujer. Según Ovidio ( en las Metamorfosis) Démeter les da esta apariencia para buscar con mayor facilidad a su hija cuando Hades la raptó. Mantuvieron el rostro de mujer y la voz humana para que no se perdiera el dulce cantar que tenían. En la versión del mito que da Higinio, Démeter las transforma como castigo por no haber protegido a Perséfone.

Los primeros testimonios de la existencia de estos seres mitológicos los tenemos en representaciones artísticas. Hay varios motivos que pueden llevarnos a pensar que estaban ligadas al mundo de los muertos. En primer lugar muchas de las  representaciones artísticas que se conservan aparecen en monumentos u ofrendas funerarios, además diferentes relatos las hacen descender de río infernal Aqueloo (Ovidio se refiere a ellas como Aqueloides)  y por último el uso de seres alados era frecuente en la representación de espíritus de difuntos. Aunque todavía es objeto de debate, se cree que en un principio podrían haber sido las encargadas de transportar las almas al Hades. Este papel posteriormente será asumido por Hermes.

La primera mención escrita que se conoce es en La Odisea de Homero. En ella son dos pero la mayoría de versiones dicen que eran tres. Odiseo tiene que pasar con su barco cerca de la isla en la que habitaban . El canto de las Sirenas era irresistible para el oído de los hombres. Todo barco que se acercaba a la costa de la isla en la que vivían acababa estrellándose contra las rocas y estas devoraban a los hombres. Para evitar tan trágico fin, Odiseo, por consejo de Circe, ordena a sus marineros ponerse tapones  y como él quería escuchar su embelesador canto mandó que lo ataran al mástil.

En la leyenda de Jasón y los Argonautas, Orfeo salvó a los marineros tapando con su música el canto de las Sirenas. Así evitó que encallaran en las Sirenum Scopuli. Se dice que entonces, derrotadas por la habilidad de Orfeo, se arrojaron al mar para morir o, según la versión, se transformaron en piedras.



Sin duda, las Sirenas más famosas son mujeres con cola de pez. Algunas lenguas hacen distinción entre la sirena "clássica" ( Siren en inglés, Sirene en alemán...) y esta última (mermaid en inglés, Meerjungfrau en alemán...).

Probablemente una de las primeras referencia escrita a un ser de estas características se encuentre en Diodoro Sículo, en  la historia de Derceto que ofendió a la diosa Venus y esta le infundió amor hacia un pastor. De esa relación, que acabó también por obra de Venus después del nacimiento de su hija, tuvo a Semíramis. Derceto abandonó a su hija, ordenó matar a ese pastor y se lanzó al agua con la intención de suicidarse pero los dioses no lo permitieron y convirtieron sus piernas en cola de pez.

En el folclore de la península Ibérica también encontramos historias sobre estas mujeres-pez.

En Cantabria es famosa la historia de La Sirenuca. Era una bella joven que a menudo desobedecía a su madre para acudir a los acantilados a mariscar. Su madre, cansada de esta situación, llegó a desear que fuera convertida en pez y así sucedió. Desde entonces alerta con su canto a los marineros que se acercan a los acantilados.

En la mitología Vasca existen unas criaturas marinas semejantes que se llaman Itsaslaminak ( Lamias de mar) a menudo se las describe con pies de pato y las Arrainandereak (mujeres-pez) con cola de pez.
Estas se dedicaban a peinar sus hermosos cabellos con peines de oro. Generalmente eran bondadosas pero si les roban sus codiciados peines podían enfurecerse.

Encontramos sirenas también en el cine y la televisión.

Quizás una de las películas más conocidas es La Sirenita de Disney, inspirada en el cuento de Andersen. Ariel tiene en común con las Sirenas "clásicas" su prodigiosa voz. Aunque las dos historias ( la de Disney y la de Andersen) son semejantes (la Sirenita se enamora de un príncipe al que rescata de un naufragio, pide a la bruja del mar unas piernas que esta le da a cambio de su voz y va en busca de su amado) hay unas pequeñas diferencias. La mayor diferencia que hay entre ellas es el final. En el cuento la Sirenita no acaba casándose con el príncipe sino que se convierte en una "hija del aire". Tampoco se le da un nombre propio y el papel de la bruja del mar es más bien neutral, no es un personaje maligno como en la película de Disney.

En la pelicula Splash una Sirena rescata a Allen Bauer de un naufrágio, cosa que recuerda al cuento de Andersen que Disney popularizó, y se enamoró de él. A diferencia de lo que pasa en el cuento, la cola de esta Sirena se transforma en piernas cuando se seca ( igual que le pasa a las protagonistas de H20). La Sirena va en busca de su amado. Pero un científico la ve y logra desemascarla delante de numerosos testigos. Llevan a Madison ( la sirena) y a Allen a un centro de investigación. Allen es liberado al descubrir que no es especial y rescatan a Madison. Después de esto inician una nueva vida en el mar.

En la antes mencionada serie H2O la vida de las  protagonistas ( Emma, Cleo y Rikki) se transforman tras ver la luz de la luna en una misteriosa isla: Mako. Desde entonces cuando entran en contacto con el agua, aunque sea solo una gota, se transforman en sirenas.

Aparecen también en Harry Potter y el cáliz de fuego. En esta película en el huevo que rescata Harry Potter en su primera prueba para el torneo de los tres magos se encuentra encerrado el canto de las Sirenas. En este canto se encuentra la pista para resolver la tercera prueba. Cada campeón debe rescatar a una persona muy apreciada. Harry se sumerge en profundidades del lago y allí encuentra a su amigo Ron y a otros cuatro alumnos de Hogwarts custodiados por Sirenas. En la película son mujeres con garras y apariencia de pez. Harry ve que Fleur no ha ido a rescatar a su hermanita y decide rescatarla también.

Además de en estas películas y series aparecen en  más como en Piratas del Caribe, Aquamarine, Peter  Pan, Sirena Salvaje...